Breaking News

Madre, mi corazón está muy triste con tu partida: Claudia Pavlovich


No tengo palabras para resumir la admiración que siempre te he profesado, pero sé que lo sabes, que lo supiste siempre. Tampoco tengo claridad en estos momentos para dimensionar la falta que me harás por el resto de mis días, por todo lo que has sido para mí, un ejemplo de vida, mi inspiración, mi guía, mi consejera. 

Siempre vi en ti a una mujer responsable, visionaria y comprometida con la vida. En el servicio público encontraste tu misión, tu pasión, tu propósito de vida. Para muchos, Alicia Arellano será la mujer que abrió brecha en política a muchas otras; para mí, la mejor madre que pude tener. Gracias, de todo corazón, por el enorme privilegio de ser tu hija.

Hace cinco años, igual en el mes de abril, mi Dios llamó a su lado a mi papá, un hombre también ejemplar y admirable, como tú. Hoy estarán juntos, como tantos años desde que decidieron unir sus vidas y formar una familia, la mejor que pudimos tener Alicia y yo. Dios sabe que no nos cansaremos de agradecerle por los padres que nos dio.

Hoy que te has ido a su lado, solo puedo decirte a ti, Mamá, gracias por tanto. Porque nos diste el mayor de los tesoros, tu ejemplo, tu fuerza, tu bondad, tu carácter que te hizo ser el roble de nuestra familia. Ten la certeza que seguirás siendo nuestra inspiración y nuestro más sólido pilar.

Tu tenacidad, tu compasión, tu fortaleza y tu amor al trabajo han dejado huella no solo en tu familia sino en la sociedad a la que amaste servir. 

Mi amor eterno, el de Sergio y el de mis hijas, tus nietas que te adoran, te acompañen en este viaje.

Descansa en paz, querida Mamá. 

No hay comentarios.