Breaking News

Recorre maestra kilómetros para reforzar la educación de sus alumnos


Hermosillo, Sonora; Enero 2 de 2021. Un pizarrón y material didáctico son las principales herramientas que utiliza la maestra Denia María Herrera Durazo, quien acondicionó su vehículo para dar clases presenciales a sus alumnos de segundo grado en el municipio de Granados.

La cajuela de su auto se convirtió en un aula móvil que utiliza respetando las medidas sanitarias la docente de la escuela primaria “15 de Mayo”, para dar clases a 16 estudiantes durante la pandemia.

“Amo mi profesión, me gusta acercarme a mis estudiantes y a sus familias, por eso al iniciar el ciclo escolar decidí realizar la visita domiciliaria, en respuesta a la contingencia sanitaria por COVID-19 y al nuevo modelo de trabajo”, dijo Herrera Durazo.

La docente inicia el recorrido trasladándose de su hogar en Huásabas a Granados, destinando en cada jornada más de 5 horas de labor académica.

“La ruta del jueves, correspondiente a esta semana, la inicié antes de las 9 de la mañana y la terminé a las 2:40 de la tarde; fue una ruta de evaluación. Con algunos niños estuve 15 minutos, con otros 20 y con otros, un poco más de tiempo”, aseguró.

Dijo que el aspecto socioemocional es vital en la educación, motivo suficiente para acudir de forma directa a los hogares, aunado a la dificultad que enfrentan varias familias con el acceso a la tecnología.

“Cuando entablas esa cercanía y ese canal, los contenidos se generan por añadidura. En el auto llevo un pizarrón, figuras geométricas, tableros, fichas, pizarroncito mágico, libros y pequeños premios para reconocer su esfuerzo, son frutas y ellos eligen la favorita”, dijo Herrera Durazo.

Con 21 años de experiencia docente, relató que es la primera ocasión que enfrenta un periodo de clases sin estar presente en el aula, no obstante, todo suceso permite crecer profesionalmente.

“Desde hace años adopté la frase de Aristóteles: educar la mente, sin educar al corazón, no es educar en absoluto, reflejando mi compromiso. Debemos ser positivos, la vida es un eco, debes gritarle cosas bonitas para que te regrese cosas bonitas”, manifestó la maestra.

Argumentó que registra un significativo avance académico y un aumento en el entusiasmo de los padres, de manera que continuará el acercamiento directo, “al finalizar la clase me despido diciéndole a mis alumnos: no olvides que tu maestra te quiere y me encanta cuando ellos me dicen, igual yo maestra”.

No hay comentarios.